Inclusión Social desde la educación. Resultados del foro organizado por alumni ProCalidad en Perú

La red alumni ProCalidad de Perú realizó el “Foro Inclusión Social desde la educación. Una educación de calidad para un Perú diverso”, un evento académico y pedagógico que puso sobre el tapete los enfoques actuales sobre temas de inclusión y las implicaciones que estos tienen en el campo educativo. El evento se realizó en Lima, durante los días 9 y 10 de noviembre y contó con la participación de expertas internacionales, como la doctora Ilse Schimpf-Herken, del Instituto Paulo Freire, de la universidad Libre de Berlín; Esperanza Herrera, del Instituto Pedagógico latinoamericano y caribeño, de Cuba; y Mónica Bravo, alumni y experta en temas de solución de conflictos en el ámbito educativo, de Chile.

La instalación estuvo a cargo de Susanne Friedricht, encargada del área de Desarrollo de Capacidades Humanas en la agencia de cooperación alemana GIZ, patrocinadora del foro, quien destacó el trabajo que realiza en el ámbito educativo peruano la comunidad de ex becarios del programa ProCalidad.

La primera presentación de conceptos estuvo a cargo de la experta cubana Esperanza Herrera, quien se enfocó especialmente en aspectos de la política educativa que a su juicio deberían promover las naciones latinoamericanas. Destacó la importancia de garantizar acceso de toda la población a una educación de calidad, gratuita y obligatoria. “Desde la perspectiva de la Unesco, la calidad de la educación se refiere al respeto de los derechos; la relevancia; la pertinencia; la equidad y la eficiencia ay eficacia” explicó. Para ella, una educación de calidad de ayudar a superar la pobreza y contribuir al crecimiento económico sostenido y a la eliminación de las desigualdades.

Ilse Schimp-Herken, conocida y apreciada en la comunidad de alumni ProCalidad, puesto que fue su anfitriona durante la capacitación que recibieron varias generaciones de educadores peruanos en Alemania, habló sobre inclusión social, educación y cultura de paz. Comenzó su conferencia citando a Paulo Freire, quien dijo “no es el analfabetismo lo que hay que erradicar, sino la injusticia social que lo produce“. En su opinión, el sistema educativo es normativo y excluyente y recordó que la escuela es una institución para reproducir el sistema social y fue creado para adiestrar y homogeinizar. “Si queremos realmente mejorar la educación, tenemos que evaluar realmente qué estamos haciendo en las aulas“, dijo.

Cuestionó el papel de los test y pruebas de calidad educativa en boga en todo el mundo, porque suelen encasillar a todos lo individuos en un marco evaluativo muy estrecho, que desconoce la diversidad.Por eso propone una segunda mirada desde el encuentro con la diversidad cultural. “La interculturalidad entendida como forma de convivencia entre diferente culturas, hinque una de ellas se superponga, ni las demás pierdan sus características propias“.

La inclusión es un sistema acategorial” insiste Ilse. Hay inclusión cuando el sistema se cuestiona, a diferencia de la simple integración, en donde los “otros” son incorporados pero sin modificar el sistema al cual se incorporan.

En el evento también fueron presentadas algunas experiencias pedagógicas relevantes, que evidencian el impacto que ha tenido en los alumni del programa ProCalidad, su paso por los procesos de perfeccionamiento en Alemania. El programa Lector, para fomento de la lectura entre estudiantes de una institución educativa; la educación para el desarrollo sostenible en varias regiones del país; y la experiencia de formulación de normas e convivencia en la escuela.

La licenciada Gladys Ayllón dirigió un taller sobre construcción de memoria histórica desde la escuela, tema en el que cuenta con vasta experiencia. La memoria en la escuela se trabaja, según la experta, delimitando procesos a seguir, estableciendo procesos para el trabajo con los docentes, identificando conceptos y a través de proyectos interdisciplinares. Gladys ejecutó un proyecto titulado “Memoria en la escuela”, orientado a educadores que padecieron el periodo de conflicto armado interno que sacudió a Perú entre los años ochenta y noventa. Cincuenta docentes participaron en el programa, en un proceso que los llevó desde la reconstrucción individual de la memoria hasta la construcción colectiva.

Mónica Bravo, invitada de Chile y fundadora del colectivo pedagógico “Vagamundos”, conformado por docentes que hicieron pasantía en Alemania, dirigió un taller sobre solución de conflictos.

Las colegas Karina Valenzuela y Carmen Apaza, alumni ProCalidad, escabezaron el equipo que organizó y sacó adelante este evento. Ellas trabajan ahora en el ministerio de educación del Perú, en donde  realizan importantes contribuciones al mejoramiento de la calidad educativa.

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>