No pierdas el suelo bajo tus pies – cómo poner un precio al suelo!

¿Qué es la degradación del suelo?

La degradación del suelo significa la reducción o pérdida de la productividad biológica o económica. Es una grave preocupación por todo el mundo, especialmente porque el suelo fértil es prácticamente un recurso no renovable, ya que se necesitan cerca de 2000 años para generar unos 10 centímetros de suelo. Además, las áreas cultivadas en todo el mundo ya no pueden estar expandido excepto en áreas limitadas. Un estudio reciente encontró que la producitividad de la superficie terrestre del mundo ha sido reducida por un 25% entre 1981 a 2003 por la degradación del suelo, a pesar de la necesidad que la agricultura aumente la producción de sus productos antes del 2030 para satisfacer la demanda de alimentación por la creciente población mundial.

¿Cuáles son las razones de la degradación del suelo?

La degradación del suelo es principalmente el resultado de la mala administración del suelo, hambrunas relacionadas con sequía y las percepciones erróneas de una producción de alimentos abundante, alimentos subsididiados y relativamente baratos, precios bajos de la tierra y abundantes recursos de energía y agua. Otras causas son la tala de los bosques, el sobrepastoreo, el monocultivo, la salinización, el uso excesivo de abonos y productos químicos o la agricultura en las laderas, que favorece la erosión.

¿Cómo nos afecta?

Las consecuencias negativas de la degradación del suelo nos afectan a todos, directamente o indirectamente: inseguridad alimentaria, la disponibilidad de agua potable reducida, un aumento en la vulnerabilidad al cambio climático, la pérdidad de la biodiversidad y mucho más. Se estima que 1,5 millones de personas en todo el mundo ya están directamente afectados por una reducción de ingresos o una seguridad alimentaria reducida, particularmente los pobres rurales.

A nivel mundial, alrededor de 10 a 20% de las tierras secas y un 24% de las tierras utilizables del mundo están degradados. Esto es dos veces el tamaño de Rusia. La pérdida económica anual debida a la deforestación y la degradación del suelo se estiman a 1,5 a 3,4 billones de euros en 2008, lo que equivale 3,3 – 7,5% del PIB mundial del 2008.

¿Qué podemos hacer?

La buena noticia es que hay medidas económicas y ecológicas claras que pueden prevenir y/o anular la degradación del suelo. Acciones medioambientales podrían ser la reforestación y la adopción de prácticas agrícolas sostenibles. Instrumentos económicos incluyen los pagos por servicios ambientales, subsidios, impuestos, pagos voluntarios para la conservación del medio ambiente y el accesso a la microfinanciación. Solo con la adopción de una agricultura sostenible se podría aumentar la producción de cultivos por 2,3 toneladas por año.

¿Por qué tenemos que ponerle un precio al suelo?

El valor económico del suelo está subvaloado consistentemente y determinado por el valor inmediato de los mercados agrícolas o forestales. A largo plazo, sin embargo, los gastos para tomar medidas para prevenir y/o anular la degradación del suelo suelen ser menores que los beneficios que se pueden obtener con la adopción de una agricultura sostenible. Pero a pesar de que la justificación científica está ahora bien esetablecida, aún falta aplicar las prácticas sostenibles.

Para facilitar el cambio hay que hacer adaptaciones en contextos jurídicos, sociales y políticos que favorecen la gestión sostenible de la tierra. A pesar de los efectos negativos de la degradación del suelo, las personas claves siguen descontar el impacto. Por lo tanto, hay que proveer datos concisos para proporcionar respuestas a las preguntas sobre los costos sociales e económicos de la degradación del suelo y los beneficioes de mayores inversiones en la productividad de la tierra.

¿Qué es la iniciative ELD?

La iniciativa ELD es una plataforma para partes interesadas de los sectores privados, la scienca y la política que se fundió en diciembre de 2010. Socios políticos actuales son el BMZ, la Comisión Europea, la UNCCD y el Korea Forest Service; socios científicos son el International Food Policy Research Institute, el Stockholm Environment Institute, The Global Mechanism, la United Nations University UNU-INWEH y el Center for Development Research.

El objetivo de la iniciativa ELD es proporcionar una metodología para la valoracißon económica total que es tanto aplicable a nivel local como relevante a nivel mundial. De esta manera se traducirá el conocimiento economico, social y ecológico a información actual y herramientas para apoyar una formulación de principios políticos mejorada y mejorar las prácticas de la agricultura. De este modo, permitirá decisiones enteradas para fortalecer un desarrollo rural sostenible y asegurar la seguridad aliemtaria global.

La iniciativa ELD incorporá actividades de la capacitación en sus proyectos para asegurar que haya personal calificado disponible y presente en los países afectados. Un primer paso hacía esta meta es la implementación del ELD-MOOC.